+34 607 188 549 hola@mundotransparente.com

Hoy casi todas las relaciones comerciales empiezan a través de un e-mail. Esto, aunque no lo parezca, es menos fácil que hace unos años, cuando el primer contacto se producía físicamente; Llamabas a una empresa, se ponía una persona te indicaba el día de la semana que se te podía atender, ibas ese día, te presentabas y usando la empatía generabas la confianza necesaria para poder VENDER tus productos o servicios.

Ahora, me dirijo a la persona con el uso de la palabra escrita… Maldición. ¿Que pongo? Quiero ser formal pero no mucho, aunque tampoco demasiado informal, no vaya a ser…

Luego viene el no conocer a la persona que escribes… Maldición. Si hablo de este tema, en este tono… ¿ Me entenderá? o peor  ¿ Y si entiende qué…?

Y finalmente no tendrás feedback , no veras su reacción a tu texto, e incluso no sabrás si lo ha leído… Maldición.

No, no podemos volver a esos años dorados, pero si que podemos continuar usando la empatía.

Si definimos ésta de una manera sencilla, podríamos decir que es la capacidad de ponernos en la “piel” de la otra persona.

Debido a la separación que se ha producido entre nosotros al disponer de herramientas de comunicación a tiempo real, no solo para compartir texto, sino para intercambiarnos información, hemos ido dejando progresivamente de usar la empatía de una manera activa, convirtiéndonos en muchas ocasiones en maquinas de responder mensajes;

Contesto un e-mail… Espera que twiteo… Calla calla, el grupo de wattsapp de mi primo, mira que bici tiene… ¿Y el gorro que se ha comprado? no tiene vergüenza… Mira si también esta en facebook, le voy a poner un me gusta…

Autenticas maquinas de procesar, analizar y gestionar millones de mensajes. Y en este proceso, la empatía murió.

Al escribir, ponte en la piel del otro, escribe pensando en como recibirá el texto la otra persona, se claro, conciso y agradece el tiempo que te ha dedicado, al fin y al cabo no tiene por que hacerlo.

Al esperar respuesta o feedback se paciente, no atosigues ni te atosigues, no conseguirás nada, aparte de cansarte emocionalmente.

Flotando en Internet me encontré con @javgarciaba y su blog. En él encontré un recurso interesante;  Plantillas e-mail, para situaciones concretas. Seguro que te servirán, y de paso apúntate al curso que ofrece, es didáctico, te aclarará dudas y es gratis. Disfrútalo.

 

 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar